1
79509
89

Proyecto Manta: La Protección y Conservación de un Gigante del Mar

Alexis Velasco
Sep. 7, 2017
1,121 vistas

Bajo las aguas de la costa sur de la Bahía de Banderas, nada un viejo conocido de los pescadores locales: un pez con forma plana que durante años ha sido el protagonista de historias transmitidas en la comunidad, la cuales narran cómo su increíble tamaño ha sorprendido y atemorizado por igual tanto a buzos como entusiastas de la pesca.

Se trata de la manta gigante (Manta Birostris), una especie de gran belleza que se encuentran en situación vulnerable y que desde el 2014, ha sido estudiada en nuestra región por un grupo de investigadores que tienen como objetivo conocer más acerca de su comportamiento y establecer normas para su protección. Esta iniciativa lleva por nombre Proyecto Manta y reúne esfuerzos de diversas latitudes.

La historia de este emprendimiento comenzó en 2013, cuando el biólogo Joshua Stewart y otros estudiosos del Instituto Scripps de Oceanografía en San Diego, California, llegaron a la bahía por la presencia de mantas gigantes. Al percatarse de la importante población existente en las costas cercanas al poblado de Yelapa, decidieron acercarse a los pescadores locales para empaparse del conocimiento que han obtenido a lo largo de los años que han convivido con esta criatura en su hábitat natural.

Fotografía por Joshua Stewart

Así mismo, jóvenes estudiantes y egresados de la carrera de Biología del Instituto Tecnológico de Bahía de Banderas (ITBB) y de la licenciatura en Biología Marina de la Universidad de Baja California Sur (UABCS), también se sumaron al proyecto y comenzaron a operar diversos métodos científicos en campo para entender mejor las características y estilo de vida de este complejo animal marino del que aún se desconocen muchos detalles.

“Sabíamos que había mantas gigantes en la Bahía de Banderas, pero nos interesaba recabar información suficiente para explicar el por qué llegaban a esta zona. Durante algunos meses, el equipo de trabajo que conformamos cambió de residencia a Yelapa y desde ahí, estuvimos haciendo nuestras primeras observaciones, estudios y conteos apoyados por los pescadores locales”, comenta Iliana Fonseca, una joven bióloga que forma parte del equipo de coordinadores del Proyecto Manta en la ciudad.

Hoy en día, los programas científicos que llevan a cabo los integrantes de Proyecto Manta incluyen el desarrollo de un catálogo de fotoidentificación de estos ejemplares, colocación de sensores para monitorear su movimiento por la bahía, la planeación de un proyecto de turismo sustentable para la comunidad de Yelapa y trabajo de sensibilización y concientización para fomentar la preservación de esta especie.

El equipo de Proyecto Manta busca mantas gigantes desde una lancha.

Un Ser Inteligente

La manta gigante puede llegar a medir más de seis metros de envergadura y vivir más de 40 años. Su forma se asemeja a un papalote y, en ciertas temporadas, suele nadar cerca de la superficie, por lo que es posible visualizarla desde una embarcación.

Al preguntarles a los miembros del Proyecto Manta cómo describirían a esta imponente criatura, la mayoría contestó que es un animal inteligente, inofensivo y que pareciera tener personalidad.

Aldo Alfonso Zavala, biólogo egresado del ITBB, explica que nadar con mantas ha sido una experiencia única para ellos: “Cada una tiene su propio comportamiento. Algunas no les importa que te acerques e incluso interactúan; otras se molestan, se ponen incómodas y se van. También están aquellas que quizá nunca han visto a un ser humano y se acercan para verlos con la misma curiosidad con la que ellos las están observando”.

Contrario a lo que muchas personas piensan, esta especie carece de aguijón venenoso en la cola, por lo que resulta completamente seguro nadar a su lado.

Amenazas

Los principales riesgos que enfrentan estos nobles gigantes del océano son las lesiones que sufren por parte de las embarcaciones (que por falta de vigía las golpean a su paso) y los malos hábitos en la actividad pesquera (donde suelen quedarse atrapadas en redes olvidadas o lastimarse con líneas de pesca).

En 2016, el catálogo de fotoidentificación de Proyecto Manta estaba integrado por una base de datos de aproximadamente 140 mantas gigantes, de las cuales, el 20 por ciento presentaban heridas en su mayoría provocadas por prácticas relacionadas con el ser humano.

El cambio climático es también un evento que preocupa a quienes trabajan en esta iniciativa: “Un cambio en la temperatura o en la acidez del agua puede desbaratar comunidades enteras de zooplancton, que es de lo que se alimenta la manta”, advierte Aldo Zavala.

Trabajo con la Comunidad

Para los miembros de Proyecto Manta, crear consciencia entre los pescadores y la población de Yelapa para disminuir los riesgos que enfrentan las mantas gigantes en esta zona es un objetivo primordial. Algunas de las iniciativas que han desarrollado y que abonan a la sensibilización de las personas, son las charlas que ofrecen a los niños y jóvenes de los centros educativos del poblado, así como la creación de un cuento infantil titulado “El viaje de Manu la manta”, que próximamente formará parte de los materiales didácticos que entregarán en sus talleres.

Además, están trabajando con la comunidad de pescadores de la zona para desarrollar un proyecto de turismo sustentable que promueva el buceo con las mantas gigantes (toda vez que se hayan establecido las bases para su protección).

“Pretendemos que este modelo de ecoturismo sea un vehículo de conservación que también beneficie a los habitantes del área y les signifique un medio de sustento como anteriormente les representaba la pesca”, menciona Aarón Vargas Guillén, estudiante del ITBB.

Fotografía por Aldo Zavala

Conocer para Proteger

Más allá de promover únicamente la conservación de la manta gigante en la costa sur de la bahía, el equipo de Proyecto Manta también busca inspirar a los visitantes y ciudadanos de la Bahía de Banderas para que conozcan las especies que existen en esta área y ayudar a protegerlas.

“Debemos sentirnos parte del entorno para poder cuidarlo. Conocer lo que hay en la bahía, platicar con nuestros allegados y hacer consciencia es parte de nuestra responsabilidad para preservar lo que tenemos”, finaliza Alejandra Castelo Corona, integrante del proyecto.

Si deseas conocer más información acerca del Proyecto Manta, te invitamos a seguir su página de Facebook. En dicha plataforma, también podrás ver imágenes espectaculares de mantas gigantes.

Sumérgete en este proyecto y descubre que tan grande es este gigante de la bahía.

Comentarios

Testimoniales
Claire Guarniere
Propietaria
Galleria Dante

“Uno de los grandes beneficios de estar en Vallarta Lifestyles es porque muchos lectores la conservan como una especie de biblia. A nuestra galería han llegado personas buscando obras de arte que salieron en anuncios publicados hace 5 o 6 años y eso es muy valioso para nosotros. Además de ser una excelente revista en la que se puede encontrar lo más nuevo que está sucediendo en el destino, es un medio que va dirigido al público que nos interesa alcanzar y mantener cautivo”.
Roberto Castellanos
Director
Novamar Insurance Mexico

“Desde que comenzamos con la compañía nos anunciamos en Vallarta Lifestyles, una publicación considerada como ‘la revista de Puerto Vallarta’ por su calidad de imágenes, contenidos y equipo de trabajo, características únicas que nos motivaron a decir: ‘Tenemos que estar en Vallarta Lifestyles’. Sabemos que esta publicación es un referente hacia el nicho de mercado al que vamos y sabemos que estar ahí nos da prestigio”.
Bernhard Güth
Chef y socio
Trio

“Vallarta Lifestyles es una revista que en sus inicios fue punta de lanza. De cierta manera, logró unificar al destino, pues todos los restaurantes estuvimos ahí y nos comunicamos como una plataforma de intercambio. El beneficio, además de la publicidad y las recomendaciones naturales, es que esta publicación es una copia sólida de la evolución de Puerto Vallarta. Si tomas un ejemplar de los antiguos, inmediatamente obtendrás recuerdos preciosos”.